Cómo Intercambiar Criptomonedas

Cuando un usuario de criptomonedas desea comprar, vender o intercambiar sus divisas en alguna otra, usualmente recurren a los exchanges, que no son más que servicios de intercambio de monedas respaldadas por instituciones como dólares o euros (fiat) y por blockchain como las criptomonedas.

Pero qué sucede si alguien con bitcoins (BTC) decide que quiere transformar esos BTC en dólares (USD), litecoin (LTC), o en Ether (ETH)? Pues de esto se encargan los exchanges y de hecho, de esta actividad proviene su nombre y a eso se dedican principalmente. Con esto aclaramos la duda de cómo intercambiar criptomonedas.

El Intercambio

Todos los exchanges tienen definidas las criptomonedas que comercian, y se mantienen actualizados en la cotización de cada criptomoneda en la moneda fiat más utilizada: el dólar estadounidense, o la segunda más usada. El Euro (EUR).

Es decir que cada uno sabe que el valor de 1 BTC = 9.800 USD, 1; LTC = 177 USD; y 1 ETH = 700. <para realizar el intercambio de una divisa a otra, por ejemplo: 0,5 BTC→LTC, el exchange primero calcula el valor de 0,5 BTC en USD, que en este caso serían 4900 USD.

Una vez calculada la cifra, esa cantidad de USD es calculada y transformada en la moneda que se necesita, que en este ejemplo es el LTC: si 1 LTC = 177 USD ¿cuantos LTC serían 4900 USD? Una simple regla de 3: (4900 USD X 1 LTC) / 177 LTC, lo cual resultaría en 27,68 LTC previo a la comisión del exchange (fee).

Existe una práctica nacida de esto denominada trading. Esta consiste en vender una criptomoneda más cara de lo que se compró, y comprar aquellas cuyo precio tienda a la baja para esperar a su aumento y luego venderlas.

Simple especulación aplicada a las criptodivisas, esta actividad no nació con las criptomonedas, pero su auge y el de los exchanges sí hicieron de esta práctica algo bastante común.

Existen muchos sitios cuyas plataformas están especialmente optimizadas para esta práctica como lo son Cryptopia, Poloniex, Bittrex, hitBTC, Kraken y muchos otros sitios, cada uno con su cuota de ventajas y desventajas que deberán ser analizadas por toda persona que decida sumarse a esta práctica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Navigation